critica almas desnudas

Almas desnudas (1949) 28/09/2010
Una crítica de Father Caprio
Director

Max Ophüls

Año: 1949   Guión: Henry Garson, Robert W. Soderberg, Mel Dinelli   Música: Hans J. Salter   Fotografía: Burnett Guffey   Título original: The Reckless Moment
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Charles Boyer

Danielle Darrieux

Fritz Lang

Paul Henried

Vittorio de Sica

Referencias externas películas: Carta de una desconocida, La cicatriz, Perversidad, Madame de...


Se dice que este film es el segundo mejor trabajo de Ophüls tras Carta de una desconocida. Por ello me pongo al rescate de este último título para poder hablar con propiedad.




Pero sin necesidad de podiums ni escalafones, ya me siento capaz de asegurar que estamos ante una película interesante. E interesante significa precisamente eso, o sea que no estoy diciendo ni muy buena, ni magistral ni nada de eso. Simplemente interesante. Y si me lo permiten me gustaría explicarme:

Esta última película de Ophüls en EEUU tiene el interés de ser un producto genuinamente americano que cabe encuadrar mas entre los melodramas de tintes grisáceos que en el cine negro propiamente dicho, aunque concurran, ciertamente, elementos noir. Por otra parte está el interés de ver una Joan Bennett en un papel al que no estamos demasiado acostumbrados. La misma Joan Bennett que un año antes protagonizó The scar junto a Paul Henried y que, dentro de lo infame de la película, mantenía intactas aquellas capacidades seductoras de, por ejemplo, Perversidad de Fritz Lang, adopta el rol de una madre defensora a ultranza de una hija de 17 años metida como no podía ser de otra manera en problemas amorosos.

Otro aspecto de interés: La presencia de James Mason, actor que allí donde participa deja su impronta personal y su buen hacer. Su papel de mafioso de buen corazoncito no pasará a la historia de la cinematografía, pero si algo de juego da el personaje, no tengan duda de que Mason se lo saca.

Interesante, resulta también la forma como Max Ophüls nos cuenta las historia. Formalmente la película es perfecta. Ahora bien, debajo de las formas están los fondos. Y ahí es otra cosa. El gángster arrepentido resulta demasiado light (léase penoso), la señora de principios fundamentales y moralidades extremas, aceptando lo del mochuelo para otro, resulta cuando menos sorprendente y el giro final de la historia, un tanto rebuscado y si junto al The End hubiese aparecido un coro de arcángeles cantando el Tedeum, pues a nadie le hubiese extrañado.

Me ha sucedido algo similar a lo que me ocurrió cuando vi Madame de... con Boyer, De Sica y Danielle Darrieux, no me gustó lo que me contaba Ophüls pero sí como me lo contaba.

Probablemente no me lo he currado mucho. Seguiré insistiendo a ver si alguna vez coinciden el qué y el cómo.

Esta crítica de Almas desnudas ha sido leída 1398 veces.

Ha recibido 6 votos y está valorada con un 6,67.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar