critica antes de que diablo sepa que has muerto

Antes que el diablo sepa que has muerto (2007) 04/06/2008
Una crítica de Aurea García Fernández

Año: 2007   Guión: Kelly Masterson   Música: Carter Burwell   Fotografía: Ron Fortunato   Título original: Before the Devil Knows You´re Dead
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Rosemary Harris

Referencias externas películas: Doce hombres sin piedad


Acabo de salir del cine como si me hubiera caído encima una granizada con granizos de medio kilo cada uno y sin embargo...¿podré yo "despotricar" contra esta intensísima y terrorífica última película del grandísimo artesano Sidney Lumet con los 83 años ya cumplidos?.




Hay que reconocer que esta primera generación de los televisivos traía el oficio pero que muy bien aprendido aunque tampoco debemos olvidar que cuando Lumet fue llamado para dirigir Doce hombres sin piedad estaba con un taller de teatro para actores y vaya si se nota la extraordinaria dirección de éstos en todas sus películas y por supuesto en la que acabo de ver.

Se trata de Antes que el diablo sepa que has muerto titulo sacado de un brindis tradicional irlandés que dice:"Ojalá estés en el cielo media hora antes de que el diablo sepa que has muerto" y ojito al dicho que tiene muchísimo que ver con el final de la peli, que más parece tragedia clásica que "thriller" contemporáneo porque la visión de la América actual que nos presenta Lumet no puede ser más sombría y desoladora aparte de furiosa, ya digo, granizos como pedruscos te caen encima todo el rato sin darte un segundo de sosiego.

Una vez más es la familia el núcleo en el que sucede todo y !qué familia, cielos! porque si impresentables son los hijos ¿qué me dicen del padre?.de verdad que el veterano actor inglés Albert Finney (por cierto,¿murió?,lo sentiría mucho, siempre me ha encantado) está que lo vierte: la encarnación del mismísimo dios-tronante y vengativo,!qué miradas, qué cara abotargada, qué feroz egoísmo puede llegar a expresar ese rostro despiadado y cruel!,ya digo espléndido.

Por lo que se refiere a sus retoños tampoco tienen desperdicio. El superversátil y siempre excelente Philip Seymour Hoffman encarna al hijo mayor ambicioso hombre de negocios adicto a la heroína (gran standing, claro, no por los sucios retretes) y motor de todo lo que se avecina; creo sinceramente que es imposible hacerlo mejor: andares, movimientos del cuerpo, miradas, gestos, la voz, esas manos por favor que hablan por sí solas: un completo festival interpretativo. Desde la primera imagen en la que aparece distendido en la cama con su mujer de vacaciones en Brasil todo él nos pone sobre aviso de que estamos ante un sujeto de mucho cuidado.

El hermano pequeño, auténtico desustanciado incapaz de afrontar sus obligaciones como padre separado pero muy diligente para cumplir con otras puntualmente todos los jueves sin equivocarse, está magníficamente bien servido por el polifacético Ethan Hawke. Las féminas también cumplen aunque sus personajes sirven tan sólo de contrapunto a estos varones en crisis, estúpidos e irreflexivos, acuciados por la necesidad del ídolo de barro o sea el dinero.

¿De qué "despotricaría" yo?. Pues tal vez de la "fractura temporal" de la narración que a veces puede marearte un poco o de la compleja estructura del guión como consecuencia de lo anterior o de ese final ,ya digo, desmesurado, de tragedia griega pero vamos que todo ello es "peccata minuta" ante la solidez, intensidad, precisión y rigor con que está rodada cada secuencia y ese festín interpretativo que nos deparan todos y cada uno de los actores. Eso sí, el cuerpo molido por la descarga de monumentales granizos durante toda la película.

Esta crítica de Antes que el diablo sepa que has muerto ha sido leída 1363 veces.

Ha recibido 19 votos y está valorada con un 7,32.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:


La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar