critica criticar por criticar

Criticar por criticar 04/09/2010
Un artículo de El Despotricador Cinéfilo
Referencias externas cineastas:

George Lucas

John Williams


Sinceramente, no encuentro ninguna explicación lógica ni racional de por qué, de forma tan visceral, agresiva, vehemente y vengativa, muchísimos críticos y aficionados llevan más de 10 años despotricando sin piedad contra la nueva trilogía galáctica que parió el señor George Lucas.

Yo mismo reconozco que me quedé totalmente asqueado y desconcertado en 1999 al ver La amenaza fantasma: me decepcionó por completo (sobre todo porque me gasté todos mis ahorros para irme a Londres a verla); pero, pasada esa momentánea frustración, tampoco he seguido manteniendo ni rencor ni odio ni, por supuesto, esa histeria con que la crítica y los aficionados fustigan desde entonces al señor Lucas.

Partamos del hecho que ni él ni nadie podrá jamás igualar las sublimes Obras Maestras que componen la primera trilogía galáctica (sobre todo la seminal El imperio contraataca, una de las obras más finest —como dirían los ingleses— que ha parido el cine). Por tanto, si no hay comparación posible, ¿por qué no disfrutar estas nuevas películas como lo que realmente son, es decir, un entretenimiento fabuloso de puro escapismo con todos los elementos imprescindibles para gustar?

Por lo tanto, basta ya decir que la segunda trilogía galáctica es una debacle de un director mediocre obsesionado por los efectos digitales, que no tiene historia, cuyos actores son penosos y se han cargado toda la mitología de tan mítica saga. ¿No será acaso que todos hemos crecido en estos 30 años y ya no somos niños? Para mí estas nuevas películas siguen conteniendo todos los mismos ingredientes de las anteriores, pero, claro, no es lo mismo verla como un inocente infante que como un adulto. Y lo que realmente me duele como cinéfilo es que pienso (es más, estoy convencido) que La venganza de los Sith es una película espléndida, muy superior a todas luces (ya sea argumentalmente o en dirección de actores) a la mediocridad, por ejemplo, de la intocable El retorno del Jedi.

Puede que la desgracia de La venganza de los Sith sea que la hayan precedido dos historias tan insulsas y anodinas como La amenaza fantasma y El ataque de los clones, y la decepción que éstas causaron contaminó a esta tercera entrega la misma frustración, desilusión y desencanto. Pero seamos serios, ¿no está La venganza de los Sith a la misma altura cinematográfica de El imperio contraataca? Yo creo que sí; es una película que se merece un segundo y hasta un tercer visionado, y debe ser reivindicada, pues está injustamente valorada (no infravalorada, eso ya sería mucho) y merece un puesto de honor en la historia del cine (por no hablar de que la música del Maestro John Williams es una de las más sobrecogedoras, magistrales e impactantes del excepcional compositor).

Si de verdad amamos el cine debemos ser siempre objetivos y analizar cada película de forma independiente, de manera aséptica y, por tanto, no hacer comparaciones entre ellas; solo de esta manera nos enfrentaremos a su visionado sin absurdos prejuicios. Y al final todos saldremos ganando, eso seguro.

Esta crítica de Criticar por criticar ha sido leída 1422 veces.

Ha recibido 52 votos y está valorada con un 8,65.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar