critica el resplandor

El resplandor (1980) 02/10/2007
Una crítica de El Despotricador Cinéfilo

Año: 1980   Guión: Stanley Cortez, Diane Johnson   Fotografía: John Alcott   Título original: The Shining
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Carlos Saura

Joaquín Hinojosa

Verónica Forqué

Referencias externas películas: La naranja mecánica, Mira quien habla ahora


Sinceramente El resplador, a pesar de sus evidentes fallos, no me parece una mala película, cierto que el histrionismo de Jack Nicholson sea a veces insufrible y que Kubrick desenstructure muy incoherentemente la historia (sobre todo comparado con la novela, lo que provocó la ira del autor Stephen King en su día), pero me parece una buena película, porque al fin y al cabo a un film de miedo le pides precisamente eso: pasar miedo, y este film lo consigue, y además contiene momentos antológicos del cine de terror.




¿Y entonces no hay nada contra que despotricar de ella?, pues si, algo que hemos sufrido en España desde el día de su estreno, y es que El Resplandor tiene el dudoso honor de ser posiblemente la peor película doblada de la historia, con un doblaje abominable que echa a perder la película, y muchos se preguntarán ¿y qué culpa tiene el pobre Kubrick de esto?, pues aunque parezca increíble tiene toda la culpa.

Kubrick en su afán perfeccionista obsesivo quiere también controlar el doblaje de cada unos de sus films y se los encarga no a la industria del doblaje de cada país (y más en España que se puede decir con orgullo que es el país donde mejor se dobla del mundo) sino a [supuestos] reputados directores de cine de cada país, que sí, tendrán prestigio como directores, pero son pésimos como encargados de doblaje, y en el caso de El Resplandor la responsabilidad cayó en Carlos Saura que hizo como ya he dicho el que está considerado el peor doblaje de la historia (aún así, si se ven todas las películas de Kubrick a partir de La Naranja mecánica (1971) todos los doblajes son raritos).

Nicholson fue doblado horrorosamente por el actor de teatro Joaquín Hinojosa (afortunadamente no ha vuelto a doblar nunca más), y no menos horroroso fue el desquiciante doblaje de Shelley Duvall a cargo de Verónica Forqué (lamentablemente volvería a doblar una vez más al bebe de la película Mira quien habla ahora (Ropelewski, 1993), y lo que es peor: empezó su carrera como actriz de cine). Por supuesto las voces de los actores secundarios también chirrian continuamente por lo inadecuadas que son.

Y es que Kubrick, en su prepotencia abarcatodo, no entiende algo tan básico como zapatero a tus zapatos, y si cada profesión está especializada en lo suyo es por algo.

Esta crítica de El resplandor ha sido leída 1502 veces.

Ha recibido 11 votos y está valorada con un 4,91.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar