critica j edgar

J. Edgar (2011) 05/08/2012
Una crítica de El Despotricador Cinéfilo

Año: 2011   Guión: Dustin Lance Black   Música: Clint Eastwood   Fotografía: Tom Stern   Título original: J. Edgar
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Howard Hughes

Martin Scorsese

Referencias externas películas: El aviador, Titanic


Las grandes expectativas conllevan grandes decepciones la mayoría de las veces. Un ejemplo muy significativo para mí siempre fue El aviador (Martin Scorsese, 2004) que me generó muchas expectativas por: un gran director (uno de los más grandes, sin duda), narrar la vida de uno de los personajes absolutamente más fascinantes, interesantes y complejos del siglo XX (Howard Hughes) e interpretada por uno de los mejores actores de su generación (pues Leonardo Dicaprio, ya incluso en la época de Titanic, tenía un talento desbordante e incuestionable). Sin embargo, El aviador resultó una película simplona, lineal, aburrida, pesada y, sobre todo, insustancial (no profundizando nada en el jugoso personaje de Hugues y en todas las famosas y peculiares excentricidades que hizo).




Por eso al enfrentarme a J. Edgar me temí una nueva decepción pues lo que se nos ofrecía era de unas expectativas excepcionales: magistral director (Clint Eastwood hoy en día es posiblemente uno de los más grandes de toda la historia), talentoso actor protagonista (de nuevo Dicaprio) e historia sobre uno de los personajes más ambiguos, complejos e interesantes del siglo XX, casi tanto como Howard Hugues, el polémico y poderoso Edgar J. Hoover que durante 48 años gobernó el FBI con mano de hierro y métodos más que discutibles.

El resultado final es una sensación agridulce, pues aunque es muchísimo mejor y más entretenida que El aviador (aunque ahora que lo pienso mi amigo Antonio Plaza siempre defendió esta obra fallida como buen pro-Scorsese que siempre incondicionalmente ha sido) pero, aun así, J. Edgar no llega al nivel de calidad de otras obras de Eastwood.

Soy consciente de que es muy difícil, dificilísimo, condensar la asombrosa vida de Hoover en una película de dos horas y pico. Qué daría para una película de 10 horas por lo menos y que es imposible abarcar todo lo que hizo y lo mucho que influyó en la sociedad estadounidense a lo largo de casi 50 años en los que fue incluso más poderoso que todos los Presidentes de ese periodo. Lo que me irrita es como el guión se ha volcado prácticamente en un tema: la homosexualidad de Hoover y lo débil que era emocionalmente por culpa de dicha homosexualidad, dando a entender que era la causa de muchas de sus polémicas acciones. Eso para mí es un error, con solo haberlo esbozado ya sería suficiente, pero la película se recrea en ello, así como en la relación enfermiza con su madre, no dejando tiempo a desarrollar aspectos mucho más interesantes e impactantes en la vida de este personaje singular y seminal de la historia estadounidense.

Una pena sin duda no haber retocado y ampliado más ese guión, porque por lo demás es una película magnífica con un Dicaprio extraordinario y una sutil dirección de Eastwood repleta de matices. Pero claro, sin un buen guión...

Esta crítica de J. Edgar ha sido leída 1011 veces.

Ha recibido 10 votos y está valorada con un 6,60.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar