critica la amenaza fantasma

Star Wars. Episodio I. La amenaza fantasma (1999) 07/06/2008
Una crítica de El Despotricador Cinéfilo

Año: 1999   Guión: George Lucas   Música: John Williams   Fotografía: David Tattersall   Título original: Star Wars. Episode I: The Phantom Menace
Intérpretes:


En 1.999 me gasté todos los ahorros de mi vida para irme a Londres a ver La amenaza fantasma, pues se estrenaba 2 meses antes que en España, y era tal la ansiedad, expectación y nervios que no podía esperar ni un segundo más para verla (ya había suficientemente esperado 16 años desde la última película de la saga de Star Wars).




Menciono este dato para dejar claro que no estamos hablando de una película normal y corriente, sino de la que ha sido, sin duda, la película más esperada de la historia del cine. Hace ya bastantes años me sorprendí a mi mismo cuando me ponía a pensar cuales eran mis películas favoritas de todos los tiempos, y nunca nombraba ninguna de las de Star Wars; supongo que esto se debía a que realmente para mí subconscientemente (y para muchos de los que nacimos en la década los 70) Star Wars no es una película, ni siquiera son buenas ni malas, no son películas: es solo nuestra religión cinéfila y un acontecimiento que ha marcado nuestra infancia de tal manera que ha acabado incrustándose en nuestro sensibilidad interna, por lo que es absurdo buscar calificativos para nombrar sus virtudes.

¿Qué se puede decir que ya no se haya dicho?, ¿qué es una Obra Maestra?, ¿qué el cine desde el año 1977 no ha vuelto a ser el mismo?, ¿qué es la película más influyente y que más ha repercutido desde entonces como muy bien demuestra los más de 2 millones de webs relacionadas, ya sea directa o indirectamente, con esos films?. Pues no, sobran las palabras, me molestaría en malgastar palabras en describir si realmente esos tres films, que forman la Trilogía Original, fuesen películas, pero como no lo son, es absurdo buscar calificativos, pues hasta el adjetivo en grado superlativo más intenso y apasionado se quedaría corto en describirlas.

Esto demuestra la enorme ansiedad que vivía en el año 99 y como, motivado por el también excelente cinéfilo Antonio Plaza, me fui junto a él sin pensármelo a Londres, aunque fuese a verla en inglés, porque era tal el acontecimiento que casi me ocasionaba taquicardias la espera segundo a segundo. Ante tal panorama ¿es lógico que me decepcionase?, pues sí, ante tales expectativas hubiese hecho lo que hubiese hecho George Lucas me habría decepcionado (pues ni él ni nadie puede volver a alcanzar la magia y perfección que destilan aquellas películas de nuestra niñez), pero eso no me enfada, no le culpo por ello, sino que despotrico (y muy seriamente) ante el mayor error (para mí) de dicho film: la dispersidad.

Que cierto es ese refrán de "El que mucho abarca poco aprieta", pues Lucas quiso ofrecernos muchísimo en una sola película, y vaya que si nos lo ofreció, multitud de los efectos especiales más revolucionarios hasta el momento, multitud de acción trepidante, multitud de escenarios de los más varopintos, multitud de personajes nuevos, multitud de situaciones nuevas, multitud de aventuras, multitud… de todo. Pero eso no es Star Wars, que craso error cometió, pues le faltaba lo básico de toda película de la Saga anterior: profundizar en los personajes, y sobre todo que dichos personajes sean tan carismáticos que dejen huella; pero solo lanza pequeñas pinceladas de cada uno de ellos, todo es muy disperso, muy superficial, pasan demasiadas cosas y no profundiza en ninguna de ellas lo suficiente como para que nos podamos encariñar o identificar con los personajes.

Quizás ahora, con la nueva trilogía ya completa, no parece tan mala La amenaza fantasma cuando se revisiona, de hecho es bastante buena, y tras ver los dos films posteriores todo tiene su lógica pues ya te has involucrado con los personajes. Estoy seguro de que Lucas solo utilizo este film para presentar a los nuevos personajes, para luego desarrollarlos (eso sí, espléndidamente) en las dos nuevas secuelas; pero es una pena que se le fuese la mano en la dispersidad de todos los personajes, y con que solo se hubiese centrado (y profundizado) en los caracteres principales hubiese ganado mucho peso, y mayor entidad, vamos, que sería una película de Star Wars.

Menos mal que al menos siempre nos quedará la música del Maestro Williams para hacernos volver a esa galaxia tan tan tan lejana…

Esta crítica de Star Wars. Episodio I. La amenaza fantasma ha sido leída 963 veces.

Ha recibido 10 votos y está valorada con un 4,80.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar