critica la edad de oro

La edad de oro (1930) 18/11/2008
Una crítica de Daniel Quinn

Año: 1930   Guión: Luis Buñuel   Música: Georges Van Parys   Fotografía: Albert Duverger   Título original: L´âge d´or
Intérpretes:

Referencias externas películas: Un perro andaluz


Buñuel se despacha a gusto en esta baratísima cinta con el clero, la burguesía, el poder, la patria, la familia... Es un auténtico manifiesto surrealista de controvertido resultado que en su día debió causar pesadillas por sus referencias acerca de la iglesia, la forma de vivir el amor por encima de otros condicionantes, las castradoras formas a mantener en las relaciones sociales, las referencias sexuales, fetichistas etc.




Nuestra cultura es zarandeada por Buñuel y Dalí de una forma despiadada. Quizás a un espectador actual no le parezca tan escandalosa pero ¡es de 1930!. En todo caso, y siempre según el propio Buñuel, la colaboración entre el director y el pintor no fue en esta ocasión tan estrecha como en “Un perro...”, al parecer la excesiva influencia de Gala en el pintor y su tendencia a un exagerado esteticismo provocó que Buñuel escribiera el guión y que Dalí contribuyera con ideas sueltas al mismo.

Para esta película Buñuel no siguió exactamente el mismo sistema de asociación de ideas que para “Un perro...”, no basta aquí con hacer surgir imágenes irracionales sino que en la “Edad...” hay un hilo conductor que va uniendo escenas a través de detalles y la crítica social aparece de forma más evidente (o aparece a secas, ya que Buñuel insistió mucho en que Un perro andaluz no tenía tal crítica social y que debía disfrutarse desde la perspectiva del poder de las imágenes, sin interpretaciones).

La película tiene hallazgos visualmente importantes, pero no todos tienen un sentido concreto, muchos son simplemente ideas que por sí mismas debían provocar efecto en el espectador.

La cinta fue financiada por una familia aristócrata muy liberal que tuvo serios problemas (con la iglesia por supuesto) una vez la película fue proyectada, con un grupo de ultraderecha asaltando uno de los cines en que se exhibió. Está claro que en aquella época se escandalizaba con poquito pero, aun así, la audacia de Buñuel está fuera de toda duda.

La escena final es un homenaje al Marqués de Sade (con Cristo participando también en las orgías). Personaje que apasionaba a Buñuel por motivos más que obvios. Y lo que cuelga de la cruz al final son cabelleras de mujeres aunque parezcan cualquier cosa menos eso.

Esta crítica de La edad de oro ha sido leída 888 veces.

Ha recibido 10 votos y está valorada con un 6,40.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar