critica la ley de la hospitalidad 1923

La ley de la hospitalidad (1923) 16/11/2013
Una crítica de Father Caprio

Año: 1923   Guión: Jean C. Havez, Clyde Bruckman   Fotografía: Gordon Jennings   Título original: Our Hospitality
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Stan Laurel

Oliver Hardy

Charles Chaplin

Referencias externas películas: El maquinista de la general, El moderno Sherlock Holmes, El cameraman


Siempre se dijo que hacer reír es muchísimo más difícil que hacer llorar. Y es cierto. Tanto que hay cómicos patéticos que si conseguimos soportarlos hacen llorar más que otra cosa. Es por ello que el género cinematográfico de la comedia es, posiblemente, el más difícil de todos y tendemos a valorar más una película dramática que una cómica. Nos impacta más y eso hace que la valoremos de forma distinta. Pero cometemos una gran injusticia. Sin ninguna duda.




Seguro que todos tenemos nuestras comedias y nuestros cómicos favoritos y muchos, entre los que me cuento, guardamos en nuestra cinéfila retina recuerdos impagables de nuestra niñez. Ahí están El gordo y el flaco, Charlot, Jaimito y tantos otros, en carreras de autos, en peleas a tartazo limpio y tantas otras secuencias mágicas. En mi caso y desde la madurez he ido recuperando estas joyas impagables del séptimo arte y las he vuelto a ver intentado abstraerme de aquellas impactantes carcajadas infantiles colectivas y he hallado en ellas auténticos valores cinematográficos.

Pero hay un cómico que he descubierto mucho después de las sesiones sabatinas en el cine del colegio. No se porqué pero no nos ponían películas suyas. Su nombre: Buster Keaton, también conocido por Cara de Palo (más serio que un palo) ó por Pamplinas (uno de sus primeros papeles).

Si su filmografía es interesante su vida no lo fue menos. Sólo les diré que pertenecía a una familia de acróbatas, Los tres Keatons, y ya desde los tres años ya era lanzado y pisoteado. Y durante su trayectoria artística conservó sus cualidades acrobáticas no siendo doblado en las escenas de riesgo y llevándose más de una caída y bastantes batacazos.

Nos ha dejado trabajos magistrales, siempre desde su desternillante seriedad. Quizás su película más reconocida sea El maquinista de La General. Pero échenle un vistazo a otras obras suyas como El moderno Sherlock Holmes ó El cameraman y seguro que les hará llorar...¡ de risa!.

La ley de la hospitalidad

Breve sinopsis

La enemistad secular entre dos familias se reaviva cuando el heredero de una de ellas retorna al pueblo de sus ancestros a hacerse cargo de la casa familiar.

Keaton me tiene ganado para su causa. La del humor original y distinto. No es el humor elegante de Chaplin ni el humor travieso de Stan Laurel y Oliver Hardy. Es el humor serio a la vez que el humor físico. Es el humor sorprendente e inesperado. Es el humor del que nos hace cómplices con su cara de palo.

La ley de la hospitalidad no está catalogada entre sus mejores películas. Puede ser. Pero la cantidad de momentos “ilustres” es tal, que contarlos siquiera someramente equivaldría a una completa sinopsis de la película. No obstante pongan el acento en aquella esquina con “muchísimo tráfico” o en aquel tren de recorrido variable según la terquedad de las mulas o en el rescate estilo “yo Tarzán, tu Jane” que nos regala el amigo Buster.

Detalles de calidad. Uno detrás de otro, especialmente en la primera parte de la película. La segunda quizás pueda calificarse de más convencional y previsible, pero aún así deja momentos dignos de mención. Y no olvidemos que estamos ante el primer largo dirigido por el propio Buster Keaton...

Actor, director, atleta ¿Hay quien dé más?

Esta crítica de La ley de la hospitalidad ha sido leída 740 veces.

Ha recibido 9 votos y está valorada con un 6,78.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar