critica moon 2009

Moon (2009) 08/10/2016
Una crítica de Altaica

Año: 2009   Guión: Duncan Jones, Nathan Parker   Música: Clint Mansell   Fotografía: Gary Shaw   Título original: Moon
Intérpretes:


Con independencia de manifiestas y evidentes referencias cinéfilas y literarias, reflexiones a cerca del uso de los presentes y futuros hallazgos científicos y sus derivaciones éticas, así como un notable ejercicio de aproximación a la ciencia ficción clásica frente a lo que nos ha deparado el cine de anticipación más reciente, que dejaré al margen, por obvias, Moon representa un estimulante viaje al encuentro con nosotros mismos.




Puede que el escapismo humano esté llegando a su cénit en este mundo que se aproxima o, que tal vez, ya inunda nuestras sensibilidades. Sea cual sea la latitud, la información aparentemente libre y desbocada no está exenta de tales filtros y controles que su libertario viaje es más un laberinto trucado que un río salvaje. Puede que en este mundo visual y acomodado, casi ausente de preguntas, el hombre esté renunciando al exterior, a la verdadera comunicación social y vital, en aras de un mezquino noviazgo con la pantalla de su ordenador, del televisor o la mirilla de la puerta. Somos clones pues el fingido mundo moderno que nos rodea, en realidad nos habilita hacia la negación de uno mismo, en tanto que aniquila la capacidad de duda y, peor aún, la formación personal fuera de lo conveniente. Somos irreflexivos, incapaces de formularnos preguntas, pues nos han inundado de otras necesidades materiales y de consumo que arrinconan o postergan al vacío aquellos que alguna vez fueron llamados principios. Esos que en unión de los ideales generaron alguna que otra revolución.

Si viajar a otros países distintos y ajenos hoy resulta un ejercicio nada recomendable, o mejor recomendado, pues ya se encargaron de adoctrinarnos en el miedo al diferente, al terrorismo, a las enfermedades y al peligro, a sabiendas que la vida es puro y vital riesgo, por no hablar de aeropuertos que se convierten en pequeños estados orwelianos; igualmente el único habitante de la luna no debe aventurarse mas allá de las zonas "protegidas", no sea que descubra las razones de su incomunicación y que le impide el contacto directo con los seres a los que ama, esos que le habilitan erguido frente a la locura de ese monstruo llamado soledad.

Pero en realidad esta obra es mas un juego introspectivo, en tanto que enfrenta a la criatura frente a si mismo, frente al espejo que refleja la gran mentira y falacia en la que habita y habitamos, pues sus fantasmas e ilusiones torcidas no son distintas a las nuestras. Y en tanto que reflexión del ser humano, es una interesante evidencia de la soledad y la capacidad de conocernos, de conocerse. Él no se escapa para volver a besar a su hija, a quien los años la han vuelto diferente y tiene como padre a él mismo, ni tan siquiera para visitar la tumba de su esposa, esa que es capaz de mentirle reiteradamente, pues en realidad engaña a quien la ama, aunque sea una réplica de su marido. Él tan solo quiere volver a tener ilusiones, pasiones, metas y objetivos, o tal vez, sobrevivir a uno mismo.

Me viene a la memoria el final de un poema de William blake...

"¡Padre, oh padre! ¿Qué hacemos aquí
En esta tierra de incredulidad y temor?
La Tierra de los Sueños es mucho mejor, allá lejos,
Por sobre la luz del lucero del alba."

Esta crítica de Moon ha sido leída 122 veces.

Ha recibido 3 votos y está valorada con un 7,67.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:


La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar