critica open range

Open range (2003) 19/10/2012
Una crítica de El Despotricador Cinéfilo

Año: 2003   Guión: Craig Storper   Música: Michael Kamen   Fotografía: James Muro   Título original: Open range
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Clint Eastwood

Fred Zinnemann

Howard Hawks

John Ford

Referencias externas películas: Bailando con lobos, Infierno de cobardes, El jinete pálido, Sin perdón, Río Bravo, Solo ante el peligro


¿Es lícito robar a los maestros? ¿Es indecoroso o amoral, como discípulos, hacer una película robando a los maestros? Si los resultados son tan estupendos, entretenidos y dignos como este Open range yo les doy todo mi permiso para hacerlo.




En su día no vi esta película en el cine pues Kevin Costner me había decepcionado mucho como director y actor en los últimos años, tras aquel magnífico debut en la dirección con la espléndida Bailando con lobos (1990) no había vuelto a interesarme nada como director y muy ocasionalmente como actor. Pero viendo este Open range ahora pienso qué pena que no se prodigue más como director, porque talento tiene y de sobra.

Si somos sinceros este Open range no tiene nada novedoso y relevante que no se haya visto ya en multitud de westerns, pero está tan impecablemente narrado, dirigido y planificado que nos olvidamos de que nos ofrece lo de siempre. Cierto que la sombra del Maestro Clint Eastwood es muy alargada y todo lo que Costner nos muestra aquí ya se ha visto en clásicos del amigo Clint como Infierno de cobardes, El jinete pálido y, sobre todo, la emblemática Sin perdón (todas las escenas de la lluvia con Costner y Robert Duvall están calcadas de esta magistral película). Tampoco escasean otros homenajes implícitos a clásicos de Howard Hawks (Rio Bravo), Fred Zinnemann (todo el tiroteo y duelo final me recordó continuamente a Solo ante el peligro) y sobre todo contiene cierto aroma del mejor cine de John Ford (aunque claro, ¿qué western no está influenciado del aroma del Maestro Ford? Es algo inevitable).

Por tanto, yo me alegro sinceramente que Costner haya robado descaradamente de los grandes maestros, que se haya dejado influenciar y que haya sido capaz de asimilar correctamente el buen quehacer de esos cineastas porque, gracias a ello, los cinéfilos podemos disfrutar con Open range de un auténtico western con momentos memorables, un clímax estupendo, interpretaciones de altura (hacía tiempo que el gran Robert Duvall no brillaba tanto en un film) y un ritmo digno de las mejores películas del Oeste del Hollywood clásico.

¿Algún fallo destacable en la película? Pues uno más que evidente, y es que la egolatría de Costner por querer lucirse como actor acaba perjudicando el ritmo de la película, pues se regala una prescindible e innecesaria historia de amor con Annette Bening que, aparte de poco interesante, nunca llega a ser lo suficientemente relevante para el cómputo global de la historia. Pero en fin, se le perdona porque son muchos más los minutos de genuino western que destila esta película más que recomendable.

Esta crítica de Open range ha sido leída 1333 veces.

Ha recibido 18 votos y está valorada con un 7,22.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:


La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar