critica paranoid park
Búsqueda general

Paranoid Park (2007) 21/06/2011
Una crítica de El Despotricador Cinéfilo

Año: 2007   Guión: Gus Van Sant   Música: Elliott Smith   Fotografía: Christopher Doyle   Título original: Paranoid Park
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Federico Fellini


Acabo de visionar Paranoid Park e inmediatamente me ha venido a la cabeza un artículo que leí cuando era un adolescente. Se trataba de una dura crítica contra los deleznables culebrones venezolanos que inundaron la televisión estatal por aquella época. De aquella interesante crítica hubo una frase que me impactó sobremanera. Venía a decir que, para lo que una serie americana (norteamericana, se sobreentiende) tardaba solo un par de segundos en reflejar, el culebrón necesitaba, como mínimo, 45 minutos. Pues se limitaban (supongo que por falta de presupuesto, ideas o talento) a estirar y estirar las escenas con un argumento absurdo, banal y superficial.




¿Estoy dando a entender que Paranoid Park es de tan ínfima calidad artística como los desdeñables culebrones sudamericanos? Pues no, claro que no, pero sí que adolece del mismo error: alargar una idea argumental hasta el hastío para solo así dar cabida a la pretensiones artísticas que desea mostrar el director a lo largo del film. Y mira que Gus Van Sant tiene algunas películas que me gustan mucho, pero el grueso de su obra es de una egolatría y prepotencia casi vomitivas. He cometido ya muchas veces el error de enfrentarme a sus películas con ojos inocentes y puros. La amplia mayoría de las veces he salido asqueado por lo insulso de sus guiones y por cómo se regodea rodando imágenes psicodélicas y sumamente subrealistas, acompañadas, en este caso, de las poco verosímiles reflexiones pseudointelectuales de mano del adolescente protagonista. Y claro, para eso nada mejor que dilatar hasta el tedio una película que hubiera dado simplemente para un interesante corto (pues el mundo que rodea a los skaters es, como mínimo, interesante).

Por supuesto que no voy a negar la gran belleza de la película y lo magníficamente que está planificada y rodada. Nos va cautivando en cada momento con sus oníricas imágenes, sus planos muy estéticos y su envolvente música felliniana hasta llegar a un clímax muy embriagador . Pero ¿es acaso esto cine? Pues no. Eso no es más que una sucesión de imágenes muy bellas, solo eso, cuyo resultado provoca una apatía, aburrimiento y desgana apabullantes. ¿Que el señor Van Sant quiere hacer un pretencioso ejercicio de estilismo estético, disfradado de cine independiente de calidad, para mayor gloria de su vanidad y prepotencia? Pues allá él, pero de cualquier cinéfilo inteligente solo obtendrá unos bostezos más que representativos.

Esta crítica de Paranoid Park ha sido leída 648 veces.

Ha recibido 7 votos y está valorada con un 7,14.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:


La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar