critica que paso en el ano 1929 y 1930

¿Qué pasó en el año 1929 y 1930? 11/10/2009
Un artículo de El Despotricador Cinéfilo
Referencias externas cineastas:

Alfred Hitchcock

En mi (poco saludable) afán de querer ver y abarcar la amplia mayoría del cine de todos los tiempos (ardua tarea, sin duda) me he dado cuenta de una verdad terrible. Y es que podría pontificar diciendo que el año 1929 y 1930 fueron, sin ningún genero de dudas, los peores años de la historia del cine.

¿Y quién soy yo para decir algo tan tajante y radical? Pues alguien que se ha visto muchos películas de 1928 (casi todas espléndidas y mudas) y alguien que (lamentablemente) ha visto muchos bodrios de 1929 y 1930. ¿Y cómo es posible esto de un año a otro? Pues por la nefasta introducción del sonido, o más bien, por el mal empleo del sonido en esos primeros años.

Fue el gran (y sabio) Alfred Hitchcock el que dijo que la llegada del sonido en el año 1928 supuso un gran retroceso, y cito textualmente: “la única cosa que faltaba a las películas mudas era evidentemente el sonido que salía de la boca de los actores y los ruidos. Pero esta imperfección no justifica el enorme cambio que el sonido trajo consigo. Quiero decir que al cine mudo le faltaba muy poca cosa, sólo el sonido natural”.

Sin embargo, ocurrió una regresión brutal, y casi incomprensible, porque si se repasa la amplia filmografía de aquel año 1929 y 1930 se podrá ver que se perdió casi por completo toda la técnica cinematográfica conseguida a lo largo de los años del cine mudo, se pasó de hacer arte a simplemente filmar gente hablando, solo eso. Los cineastas se olvidaron completamente de todo lo aprendido hasta entonces y solo se dedicaron a realizar musicales infumables y filmar historias de gente que no para de hablar.

Y el caso es verdaderamente sangrante si se piensa que en los últimos meses del cine mudo (allá por 1928) se hicieron algunas de las Obras Maestras más impresionantes e importantes de la historia del cine. Por lo que duele comprobar como de golpe, de forma radical, se perdió todo eso y se hizo un auténtico cine basura en el que solo sobresalieron ciertos films. Pasó de ser cine a ser teatro filmado, una gran pena.

Menos mal que este lamentable error fue solo momentáneo y a partir de de 1931 ya se empezó a hacer cine sonoro con la misma calidad artística y técnica que había caracterizado los últimos años del cine mudo. ¿Qué conclusión sacar de todo esto? Pues que el cine es ante todo un negocio más que un arte (sea principios del siglo XX o del XXI) y que si el público demandaba solo sonido sin arte, eso es lo que se les daba. Sin duda, qué curioso resulta estudiar y empaparse de la historia del cine, uno nunca deja de aprender…

Esta crítica de ¿Qué pasó en el año 1929 y 1930? ha sido leída 2225 veces.

Ha recibido 17 votos y está valorada con un 6,94.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:



La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar