critica rio grande

Río Grande (1950) 18/12/2008
Una crítica de El Despotricador Cinéfilo
Director

John Ford

Año: 1950   Guión: James Kevin McGuinness   Música: Victor Young   Fotografía: Bert Glennon   Título original: Rio Grande
Intérpretes:

Referencias externas cineastas:

Orson Welles

Referencias externas películas: La legión invencible, Fort Apache, El hombre tranquilo


En el cine todo es relativo, cuestionable y objetivo, prácticamente es muy difícil de decir o pontificar una verdad absoluta, o plantear una afirmación en que todos los cinéfilos estén de acuerdo. Pero si hay unanimidad total sobre un tema concreto es que indiscutiblemente John Ford es el mejor director de cine que ha habido y habrá. El auténtico maestro de los maestros, el más completo, el más innovador y sobre todo el creador que más Obras Maestras ha aportado a la historia del Séptimo Arte.




En mi opinión John Ford hacía películas redondas, así de sencillo, simplemente eso, películas redondas, algunas mejores y otras peores, pero siempre académicamente perfectas. Eso no quita, por supuesto, que como todo cineasta tenga films decepcionantes, fallidos o sencillamente malos, pero su técnica narrativa (de la que fue pionero en muchos aspectos) es incuestionable en todas ellas.

En mi curiosidad cinéfila estoy intentando abarcar lo máximo posible de su excepcional filmografía (tarea abrumadora sin duda, pues son más de un centenar de películas), pero poco a poco me voy empachando de esas joyas (y no tan joyas) obras fordianas que tanto me están cautivando.

Tarde o temprano tenía que enfrentarme a su célebre trilogía de la caballería. Primeramente vi Río Grande, y me gustó muchísimo, seguidamente La legión invencible, y me gustó mucho más todavía, y finalmente acabé con Fort Apache, donde he disfrutado de una de las más soberbias Obras Maestras Absolutas que ha dado el cine, engrandeciendo el género del Western a las más altas cotas del arte, donde todo es absolutamente perfecto, genial e intachable.

Pero eso me ha hecho recapacitar, ¿era realmente tan buena Río Grande? Me ha entretenido tantísimo Fort Apache que a su lado Río Grande palidece, ¿Cuál es el motivo? Pues lo tengo muy claro, clarísimo. Y es que si el guión de Fort Apache es soberbio, el de Río Grande me parece muy endeble, parece como si todo estuviese concebido y narrado para contar una historia muy simple, muy básica, con todos los tópicos del cine fordiano pero sin chicha ni enjundia en la historia realmente, es decir, me aburrió.

Eso sí, reconozco que técnicamente es impecable, es una película redonda, pero eso no es suficiente, porque además parece más un documental de la caballería que una película en sí. No basta con dirigir con ese gran talento, si no hay ningún guión bueno la película al final acaba resintiéndose, incluso se me antoja algo panfletaria. Además, no se porque, pero me da la sensación de que Ford estaba como desinteresado rodando, como si solo fuese un entrenamiento con la pareja protagonista, es decir, John Wayne y Maureen O´hara están geniales, pero parece como si esto fuese solo un aperitivo, un casting de prueba donde ya se estaban preparando para sus inolvidables personajes de El hombre tranquilo.

De todos modos con Ford me pasa como con Orson Welles, aunque la historia sea aburrida y sin interés, siempre me puedo regodear observando atentamente los maravillosos encuadres que tanto me deleitan, y que le coronan como el mayor artesano que ha engrandecido el arte del cine como nadie.

Esta crítica de Río Grande ha sido leída 1200 veces.

Ha recibido 16 votos y está valorada con un 7,38.

¿Cuál es tu valoración de esta crítica? Anímate a votar

Tu voto:


La web de El Despotricador Cinéfilo utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar